JOYAS DEL VIOLONCELLO ESPAÑOL VOL. 2


JOYAS DEL VIOLONCELLO ESPAÑOL VOL. 2

En existencias
se puede enviar en 3-6 días

12,50
El precio incluye el IVA


JOYAS DEL VIOLONCELLO ESPAÑOL, VOL.1

Eduardo del Río, cello y Ángel Huidobro, piano

12,50€

Sonata en el Nuevo Estilo Antiguo Español (2005).

Dedicada a su maestro el violoncellista español Pedro Corostola, esta obra es un homenaje al nacionalismo español. Con este singular título, del Río hace referencia a la famosa Sonata en el Estilo Antiguo para violoncello y piano del gran violoncellista español Gaspar Cassadó (1897-1866); dicha Sonata ha servido de modelo tanto para el estudio del cello como para el conocimiento de la música tradicional y nacionalista. Del Río hace un repaso de este estilo pasando por varios "Palos Mayores del Flamenco" como: Garrotín, Alegrías, Guajiras, Fandangos, Zambras, Farrucas y Malagueñas.

El autor quiere mostrar el vínculo tan importante entre autores franceses y españoles, y que el nacionalismo español temprano debe en parte a los compositores franceses; así pues, Turina estudió en Paris con Moszkowski y recomendó a Falla afincarse en París donde conoció a Debussy, Ravel y Dukas. Granados estudió en París con Charles Wilfrid de Bériot y la Schola Cantorum (d´Indy) así como con Poulenc y gozó de la amistad de Federico García Lorca.

Suite Popular Española.

Manuel de Falla las escribió en 1914, durante los últimos meses de su estancia en París. Fueron estrenadas en el Ateneo de Madrid al año siguiente, con motivo de un homenaje al propio compositor y a Joaquín Turina.

En un artículo escrito en 1917, Falla dice sobre esta obra: "Más que utilizar severamente los cantos populares, he procurado extraer de ellos el ritmo, la modalidad, sus líneas y motivos ornamentales característicos, sus cadencias modulantes [...]. Pienso modestamente, que en el canto popular, importa más el espíritu que la letra [...]. Aún diré más: el acompañamiento rítmico y armónico de una canción popular tiene tanta importancia como la canción misma. Hay que tomar, por tanto, la inspiración directamente del pueblo, y quien no lo entienda así, sólo conseguirá hacer de su obra un remedo más o menos ingenioso de lo que se proponga realizar".

Inspiradas en algunas regiones de España, las "Siete Canciones Populares Españolas", dedicadas a Ida Godovska, no se publicaron hasta 1922 y fue tal el éxito que no tardaron en aparecer las adaptaciones y transcripciones instrumentales en lugar de la voz. Las únicas que autorizó Falla -según A. Gallego- son las que bajo el título de "Suite Popular Española" publicó su editor Max Eschig para violín y piano, a cargo del polaco Paul Kochanski en 1925; y para violoncello y piano el francés Maurice Maréchal con la misma forma y modelo. Solo como excepción, la "Seguidilla Murciana" no aparece en esta Suite Española, dado que sus transcriptores la consideraron demasiado vocal.

Melodía para violoncello y piano.

Escrita en Junio de 1897, dedicada "A mi querido y respetado amigo Don Salvador Viniegra". Fue estrenada en público por Viniegra y Falla en el salón Quirell de Cádiz el 16 de agosto de 1899. Expertos musicólogos así como otros autores lo definen como el Opus 1. Esta pieza, aunque muy temprana, es muy camerística y en ella destacan los diálogos entre el cello y el piano. Posee un gran espíritu romántico y a su vez un carácter nostálgico.

Romanza para violoncello y piano.

Aunque no está demasiado claro según la fecha exacta de la composición, el crítico musical D. Enrique Franco (fallecido en 2009) matiza que fue escrita en Julio de 1899 y muy probablemente dedicada de nuevo a Salvador Viniegra. Se trata de una pieza con carácter de Barcarola, con una sección central en modo menor muy romántica y apasionada. Nuevamente Falla hace maestría de su equilibrio "cameristico y dialogante" entre el cello y el piano.

Madrigal para violoncelo y piano.

El "Madrigal" de Enrique Granados, escrito en 1915, crea un ambiente trovadoresco, evocando dicho género renacentista. Se alternan monólogos del piano, creando un decorado, con sugerentes declamaciones del violoncello, que atraviesa varios estados de ánimo, alcanzando el clímax. Esta obra está dedicada a Pablo Casals. Se estrenó en la Sala Granados de Barcelona el 2 de Mayo de 1915.

Danza Española nº 5 "Andaluza".

Las "Doce danzas españolas" son originales para piano. No se sabe realmente las fechas exactas de composición de cada una de ellas pero según documentos de la época se cree que fueron escritas entre 1892 y 1900. Generalmente, la forma de estas danzas es tripartita (A_B_A). Estas obras son un modelo de galantería y buen gusto y anuncian un Granados maduro. Forman una de las más importantes aportaciones para el repertorio pianístico español.

De entre ellas, aparece aquí la "Danza española nº 5". La transcripción para cello y piano está realizada por M. Calvo y, sin duda, se trata de una de las más atractivas y sugerentes de la colección.

Viento, Silencio y Silente Luna.

"Viento y Silencio" son dos piezas para violoncello y piano escritas en el año 2008. Constituyen una adaptación de sendas obras anteriores originalmente escritas para voz y piano en 1984. Estrenadas en el Auditorio de Caja Madrid de Alcalá de Henares en 1984.

Obra escrita en 2010 por encargo del grupo "Ensemble NeoArs Sonora", a quienes está dedicada, para ser estrenada ese mismo año el 10 de Diciembre de 2010 en el Salón Noble de la Diputación de Badajoz.

"Silente Luna" está basada en un poema de José Jiménez Lozano, que habla de la vida, de su devenir a través de pequeños instantes en los que a veces no reparamos por el hecho de ser tan cotidianos; de sus momentos mágicos, todos ellos impagables. Esta pieza adquiere un dramatismo y una fuerza diferentes, que atraen y subyugan de otra manera.

Examine esta categoría: CD AUDIO